En la jurisdicción penal, la sentencia que pone fin al proceso puede tener un impacto significativo en nuestra vida, aunque dicho impacto dependerá de la gravedad del delito cometido y de la dureza de la pena que lleve aparejada. Sin embargo, ¿qué sucede cuando no estamos conformes con el fallo emitido por el Juez? ¿Merece la pena recurrir una sentencia penal? Para saberlo, es necesario conocer varios factores clave que van, desde los costes, hasta las posibilidades reales de obtener un resultado favorable.

Cuándo recurrir una sentencia penal

Lo primero que tenemos que saber es que, cuando somos parte pasiva en un proceso penal (es decir, cuando somos los presuntamente responsables de la comisión de un delito), y el Juez o tribunal falla en nuestra contra, podemos acudir al recurso de apelación para mostrar nuestra disconformidad con el fallo condenatorio, e intentar conseguir un pronunciamiento distinto.

Ahora bien, el primer paso para determinar si debemos recurrir una sentencia es evaluar, tanto los aspectos procesales como los jurídicos, ya que no todos los casos son susceptibles de ser apelados, y solo merece la pena recurrir una sentencia cuando, gracias al asesoramiento de un abogado experto en derecho penal, existan posibilidades de éxito.

  Si necesitas un abogado penalista con amplia experiencia en Delitos , contacta conmigo e infórmate sin compromiso.

CONTACTA CONMIGO

En qué procedimientos cabe la interposición de un recurso

A efectos procesales, podremos apelar una sentencia penal cuando se trate de un procedimiento abreviado, de enjuiciamiento rápido o en un juicio por delitos leves. Además, también podremos apelar cuando estemos en primera instancia, y sean sentencias dictadas por la audiencia Provincial; y en el procedimiento del Tribunal Jurado.

Solo un abogado podrá analizar detenidamente el fallo y determinar si existen argumentos sólidos que respalden nuestro recurso de apelación. Algunas de las situaciones en las que podría ser recomendable recurrir una sentencia incluyen la falta de pruebas contundentes, errores procesales graves o una interpretación errónea de la ley o las pruebas por parte del juez o tribunal.

Cuánto cuesta recurrir una sentencia

El aspecto económico es otro factor clave a considerar para decidir si vale la pena recurrir una sentencia penal.

Tendremos que hacer frente a gastos legales adicionales, como el de los servicios del abogado y del procurador.

Estos costes pueden variar considerablemente dependiendo de la complejidad del caso y de la duración del proceso de apelación.

¿Realmente merece la pena recurrir una sentencia?

La respuesta no es sencilla y depende de diversos elementos.

En primer lugar, es fundamental evaluar las posibilidades de éxito de la apelación. Si existe una base sólida para impugnar el fallo y se cuenta con argumentos legales contundentes, puede valer la pena el esfuerzo y los gastos asociados.

Sin embargo, si las probabilidades de éxito son mínimas o inexistentes, es posible que recurrir la sentencia no sea una opción a tener en cuenta. Todo depende, también, de qué es lo que nos estamos jugando, ya que no es lo mismo enfrentarnos a una multa que a años de prisión.

La importancia de contar con un buen abogado

En cualquier proceso legal, contar con la representación de un abogado penalista es fundamental, y más cuando se trata de apelar un fallo condenatorio, ya que normalmente es la última oportunidad que disponemos para obtener la absolución.

Un abogado profesional posee los conocimientos y la experiencia necesarios para evaluar adecuadamente el caso, identificar posibles errores o inconsistencias en el fallo y presentar una apelación sólida. Además, un buen abogado también puede asesorar al cliente sobre los riesgos y beneficios potenciales de recurrir, brindando una visión realista y profesional del caso.

Algunos datos sobre el recurso de apelación penal

Es importante saber que, el recurso debe presentarse ante el magistrado que dictó el fallo condenatorio, pero será resuelto por el superior jerárquico, es decir, la Audiencia Provincial o la Audiencia Nacional, dependiendo de si la sentencia a recurrir fue dictada por el Juez de lo Penal o por el Juez Central de lo Penal, respectivamente.

Sobre cuántas veces se puede recurrir una sentencia penal, en principio, la respuesta sería una vez. Si ya existe cosa juzgada, no puede volver a apelarse.

En conclusión, a la hora de preguntarnos si merece la pena recurrir una sentencia penal, es importante evaluar cuidadosamente los aspectos jurídicos y procesales, las posibilidades de éxito y los costes. Como abogados penalistas en Murcia, ofrecemos una evaluación objetiva del caso y orientamos al cliente en la toma de decisiones. Recuerda que cada situación es única y lo que puede ser adecuado en un caso, puede no serlo en otro.

Si necesitas recurrir una sentencia penal ponte en contacto con nosotros y te ayudamos

Alvaro Prieto

+ posts

Abogado especialista en derecho penal
Colegiado por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (nº 131239 )

Abrir chat
1
Pregúntanos tus dudas sin compromiso, te orientamos en tus problemas jurídicos si estás en España